Blog Post

“El agua, un elemento que no debes de olvidar”

[shareaholic app=”share_buttons” id=”14176794″]

A menudo dejamos el agua en último lugar, y sin embargo es el nutriente que más necesitamos y además en grandes cantidades. Para tener una vida sana resulta vital hidratarse adecuadamente. Cada día perdemos alrededor de 3 litros de agua con la micción, el sudor y la respiración. Además de ayudar a construir músculo, beber agua puede ayudar a combatir la grasa, la fiebre, el asma, la artritis, la depresión, el estreñimiento, los problemas cutáneos, dolores de estómago e incluso la mucosidad nasal. Lo cierto es que resulta difícil encontrar una dolencia que no mejore al ingerir más agua. El cuerpo del hombre es aproximadamente un 60% de agua, y el de una mujer, un 50%.

Piensa que puedes sobrevivir semanas sin ingerir ningún alimento, pero sólo seis días sin consumir agua. Cuando el agua de tu organismo disminuye sólo un 1%, ya sientes sed. Con un 5% se deterioran la fuerza muscular y la resistencia, y te sientes acalorado y cansado. Cuando la pérdida alcanza el 10%, el cuerpo delira y se nubla la visión. Con un 20% estás muerto.

Una cantidad suficiente de agua no sólo quema calorías, sino también permite que tu hígado movilice y elimine las grasas de tu cuerpo de manera más eficiente. El agua te ayuda a eliminar toxinas del organismo y a transportar los nutrientes hasta las células. Se necesita para conseguir un adecuado equilibrio de vitaminas, minerales y electrólitos, lo cual asegura que los músculos tengan una amplitud del movimiento completo, previene los calambres y espasmos musculares y regula los latidos de tu corazón.El agua ayuda a regular la tensión arterial, ya que mantiene la correcta densidad de la sangre y moviliza las grasas para que no se depositen en los capilares. El agua evita también los antojos de comida que provocan la deshidratación y la sed.

Nunca dejes que la sed te guíe. Es como pararse en el andén de una autopista interestatal, con el depósito de gasolina completamente vacío y el indicador diciéndote que has de repostar. Ya es demasiado tarde. Cuando te sientes sediento, en realidad ya es demasiado tarde. La regla más comúnmente aceptada sobre el consumo de agua es tomar al menos 1 vaso de agua 8 veces al día, o unos 2 litros diarios. Tu orina debe ser casi transparente, o de color amarillo claro. Intenta llevar contigo una botella de agua, vayas donde vayas. Y por último, decir que muchas veces el agua envasada no es mucho mejor que el agua del grifo. Así que lo mejor, tanto para ti como para el medio ambiente, es filtrar tu propia agua.beber-agua-adulto

Fuente: 

“MUSCULACIÓN SIN APARATOS: TÚ ERES TU PROPIO GIMNASIO”       

Autores: MARK LAUREN; JOSHUA CLARK

Comentarios