Blog Post

El egocentrismo: el mal de muchos atletas

[shareaholic app=”share_buttons” id=”14176794″]

El egocentrismo es la característica que define a una persona que cree que sus propias opiniones e intereses son más importantes que las de los demás. Parte de la hegemonía de que sus pensamientos por sobre los otros, lo que él piensa, opina, decide, cree y razona es primero y más importante que el resto, el mundo gira alrededor de su individualidad y lo que no se ajusta a él es rechazado y desvalorado por su opinión.

El término deriva del latín ego, que significa “yo”. Una persona egocéntrica no puede “ponerse en los zapatos de los demás (quitándose primero los de él mismo)”, y cree que todos buscan o deben buscar lo que él busca (o lo que él ve, en alguna forma, excede en lo que otros ven).

El egocentrismo en el atleta actual

Hoy en día muchos atletas de crossfit, workout, gimnasia,street workout etc. sufren de este mal. Piensan que son los mejores, piensan que solo ellos tienen la razón y que no puede haber otra opinión de un ejercicio o técnica correcta. Se la pasan solo pensando en sí mismos, sin llegar a compartir sus experiencias y logros con los demás. Compitiendo siempre contra los demás y nunca contra sí mismos.

Es importante que, si estas rodeado de este tipo de personas, te alejes inmediatamente antes de que te peguen la misma enfermedad. Observamos muchas veces este tipo de negatividad en nuestra comunidad, en nuestro propio box o gimnasio. Vemos atletas de elite teniendo este tipo de características y a veces nos pueden hacer sentir menos, pero la decisión está en nosotros mismos, alejarnos de estas personas y acercarnos a gente humilde nos llevará al éxito como personas y como atletas.

Es importante ser humildes siempre, es importante saber que todo atleta empezó de cero y que así como tienen un principio de éxito, también tienen un final, y es decisión tuya que sea un final exitoso y sobre todo humilde.

Tú eres tu máximo rival, los demás son compañeros de los que se puede aprender mucho. Existen muchos atletas que en ocasiones cometen el error de pensar que cuándo entrenan o compiten lo hacen contra compañeros o adversarios. Es cierto que en determinados deportes se puede jugar en función de las características de tu adversario para así conseguir un mejor resultado. Pero esta circunstancia no está reñida con el entrenamiento diario.

La verdadera competencia está en tí mismo, envidiar o subestimar al rival son dos fallos que un buen atleta no puede cometer bajo ninguna circunstancia. Y es que, de nada nos sirve ponernos como objetivo superar a un rival que esta teóricamente por encima, porque seguramente tu exigencia, no va a servir para nada y puede incluso que sea negativa. De igual forma, subestimar a cualquier rival creyéndonos superiores que ellos, es igual o incluso más negativo, al igual que conformarnos con nuestro nivel actual.

Por ello, el objetivo de todo atleta debe ser superarse a sí mismo, tratar de marcarnos metas que nos sirvan como motivación. No hay nada más bonito que la superación a través del esfuerzo. El orgullo que se siente al comprobar que tras mucho tiempo y duros entrenamientos por fin has conseguido lograr tu meta.

Además no solo hay objetivos para nuestro cuerpo, sino también mentales, se puede trabajar la mente para conseguir ser más fuertes en momentos determinantes de competiciones y entrenamientos. Saber sufrir es fundamental, en todos y cada uno de los deportes.

Recuerda siempre rodearte de personas positivas y gente que compita siempre contra sí mismo, aléjate de los egocéntricos y siempre busca tus metas, que el camino será difícil, pero la meta será gloriosa.

[shareaholic app=”share_buttons” id=”14176794″]

 

 

 

 

 

 

Comentarios