Blog Post

El entrenamiento con la “visualización”

[shareaholic app=”share_buttons” id=”14176794″]

En el deporte profesional, existen cientos, si no miles, de atletas que visualizan a diario. Entre ellos, el corredor de doscientos metros Michael Johnson, el golfista Tiger Woods o el baloncestista de Los Angeles Lakers Kobe Bryant. Todos hablan maravillas de esta técnica.

Además, existen muchos estudios que demuestran la eficacia del entrenamiento con visualización. La mayor parte de ellos, en torno al mundo del deporte. Uno especialmente interesante por su riguroso planteamiento es el del psicólogo australiano Alan Richardson.

El investigador hizo que un grupo de jugadores de baloncesto desentrenados —llevaban semanas o meses sin jugar— lanzasen 100 tiros libres y anotasen su estadística de acierto. Ése fue el punto de partida. A partir de ahí se trataba de ver cómo mejoraban a través del entrenamiento.

Richardson dividió a los sujetos en tres grupos. El grupo A se entrenó de forma real (durante veinte minutos al día durante un mes). El grupo B entrenó sólo mentalmente. Y, finalmente, el grupo C se tenía que olvidar del baloncesto durante ese mismo período.

Al finalizar ese tiempo, todos volvieron a lanzar una serie de cien tiros y éstos fueron los resultados: los tiradores del grupo A mejoraron sus estadísticas en un 24%; los del grupo B, en un 23% y los del grupo C se quedaron exactamente igual. Es decir: ¡el entreno mental y el entreno real dieron casi los mismos resultados!

El estudio de Richardson ha sido replicado muchas veces y el resultado siempre ha sido el mismo: el entrenamiento en visualización llega a ser tan eficaz como el entrenamiento real para las personas que ya tienen nociones del deporte entrenado. Y si unimos los dos tipos de entrenamiento, podemos multiplicar la mejoría.

Fuente:

Santandreu ,Rafael (2014) “Las Gafas de la Felicidad”, España:Banshee

Comentarios

Deja un comentario