Blog Post

Mound of fine white drug or poison like powder substance scattered over black (it's confection sugar!)

L-Glutamina, el aminoácido milagroso

[shareaholic app=”share_buttons” id=”14176794″]

¿DE DONDE VIENE LA GLUTAMINA?

El código genético humano se compone de 20 aminoácidos. La glutamina es uno de ellos. Por lo tanto, nacemos con glutamina en el cuerpo. Es uno de los componentes básicos de los seres humanos. La L-Glutamina también se puede encontrar en alimentos ricos en proteínas como pescado, carne roja, judías pintas y productos lácteos.

Cuando hacemos ejercicio o practicamos algún deporte, los aminoácidos producidos por el cuerpo se agotan. Incluso en actividades diarias como la jardinería, caminar o al ir de compras, utilizamos aminoácidos. La glutamina, entonces, es utilizada por el cuerpo cada día.

Uno de los principales usos de la suplementación con glutamina es reponer estos aminoácidos. En los deportes de competición, la glutamina se utiliza para mejorar la resistencia física y la fuerza.

¿ES BUENA LA SUPLEMENTACIÓN DE GLUTAMINA?

Los estudios sobre el consumo excesivo han sido concluyentes. Es saludable utilizar la glutamina como un suplemento normal. Los períodos prolongados de ejercicio como una rutina de entrenamiento, utilizan las reservas del cuerpo de aminoácidos, por lo que estas tendrán que ser reemplazadas.

Esta es una de las razones principales por las que se recomienda la suplementación con glutamina para aquellos que han sufrido un trauma físico, deficiencias inmunológicas, o incluso el cáncer. La L-Glutamina ha demostrado ser un gran apoyo para el organismo cuando este necesita sanarse de un trauma, como una cirugía.

L-GLUTAMINA Y SII (Sindrome del intestilo irritable “Colitis”)

Los estudios han demostrado que la tasa de extracción intestinal de glutamina es mayor que cualquier otra de los aminoácidos del cuerpo. La L-Glutamina ha sido utilizada para tratar el SII (Síndrome del Intestino Irritable), para reparar el revestimiento de los intestinos y calmar la diarrea y el estreñimiento. La L-Glutamina se absorbe fácilmente y trabaja rápidamente para reducir los síntomas del SII

De la L-Glutamina se ha demostrado que sirve para reducir significativamente el tiempo de curación después de una operación. Los hospitales utilizan un régimen de nutrición que incluye la L-glutamina para pacientes sometidos a cirugía abdominal. Los ensayos clínicos muestran que los suplementos y los alimentos con L-glutamina mejoran los balances de nitrógeno y la permeabilidad intestinal.

EL AMINOÁCIDO L-GLUTAMINA PROMUEVE EL ENTRENAMIENTO ANTI-CATABÓLICO

Mientras estás trabajando duro en el gimnasio, el cuerpo utiliza las reservas naturales de L-glutamina.

Cuando no hay suficiente disponible, el cuerpo simplemente la obtiene de los tejidos musculares y esto lleva al catabolismo. Algunos expertos dicen que durante los entrenamientos intensos, se consumen rápidamente la mitad de las reservas naturales disponibles de este aminoácido.

LA L-GLUTAMINA PREVIENE EL CATABOLISMO

En caso de que no lo sepas, el catabolismo es un proceso metabólico que es destructivo. Cuando entrenamos, queremos fortalecer los músculos, no disminuirlos. Aquí es donde la suplementación con L-glutamina es muy beneficiosa.

La L-Glutamina es un aminoácido anti-catabólico fundamental que se debería tomar antes y después de entrenamientos intensos. Con esto, se asegura el obtener los máximos beneficios físicos del ejercicio y el entrenamiento de una forma mucho más rápida.

RESUMEN DE BENEFICIOS DE LA GLUTAMINA:

Acción anticatabólica:
La L-Glutamina protege la masa muscular y evita su catabolismo durante periodos de ayuno prolongado y durante el entrenamiento.

Acción anabólica:
Por su abundancia en el tejido muscular, la L-Glutamina resulta esencial en la regeneración de los tejidos musculares. Además, estimula la síntesis proteica permitiendo una rápida regeneración de los tejidos musculares tras el entrenamiento.

Acción voluminizadora:
La L-Glutamina favorece la hidratación celular, por lo que contribuye a incrementar el volumen de las células musculares.

Acción recuperadora:
La L-Glutamina interviene en los procesos de síntesis de glucógeno y, por tanto, facilita la restauración de los niveles de glucógeno muscular. El “glucógeno” es la fuente energética principal de nuestro metabolismo durante la práctica de ejercicio, por este motivo recuperar los niveles energéticos una vez finalizada la sesión es imprescindible para lograr una óptima recuperación y no caer en el sobreentrenamiento.

Acción inmunológica:
La L-Glutamina refuerza el sistema inmune y nos protege de padecer posibles infecciones derivadas del estrés físico y mental que conlleva nuestra actividad diaria.

Acción detoxificante:
Interviene en la eliminación de los residuos generados durante el ejercicio mediante el ciclo de la urea.

Acción defatigante:
Tiene un importante papel en el equilibrio acido-base en el organismo, contrarrestando la acidosis generada por el exceso de ácido láctico generado durante el ejercicio. Son muchos los motivos que respaldan la importancia de la suplementación del deportista con L-Glutamina.

MODO DE EMPLEO:

Hacer dos tomas diarias, una después del entrenamiento y otra antes de acostarse. Es también aconsejable hace una tercera toma pre-entreno.

– Hasta 80 kg de peso corporal: cada toma equivalente a 3 g de L-Glutamina.
– A partir de 80 kg de peso corporal: cada toma equivalente a 5 g de L-Glutamina.

[shareaholic app=”share_buttons” id=”14176794″]

Comentarios